El Excmo. Ayuntamiento recibe importante donación de documentos y efectos personales del ilustre jurista y militar prieguense, Anselmo de León y Serrano Barradas (1789-1868), para su investigación y exposición en el Archivo Municipal.

El Excmo. Ayuntamiento recibe importante donación de documentos y efectos personales del ilustre jurista y militar prieguense, Anselmo de León y Serrano Barradas (1789-1868), para su investigación y exposición en el Archivo Municipal.

09 May 2016

El pasado cuatro de mayo tuvo lugar un emotivo acto en la alcaldía de nuestro Excmo. Ayuntamiento. Reunidos en un ambiente distendido y familiar, la Sra. Alcaldesa de la ciudad, María Luisa Ceballos, el concejal de cultura, Miguel Forcada Serrano y el Archivero Municipal que rubrica este escrito, asistidos legalmente por la secretaría del Ayuntamiento, Ana Isabel Rodríguez; y por otra, don Jordi Canals y su esposa doña María de los Ángeles Portabella, procedentes de Cataluña, realizaron donación de una valiosa documentación y efectos personales, para ellos de gran transcendencia sentimental, pertenecientes al prestigioso jurista y destacado militar prieguense don Anselmo de León y Serrano Barradas, para su depósito y exposición en el Archivo Municipal de nuestra ciudad.

Desde la certeza de que el Archivo Municipal de Priego conserva la historia de la ciudad y de la perspectiva como archivero, son numerosos los personajes, lugares y acontecimientos para rescatar y traer a la memoria de los prieguenses. Hoy evocamos a un ilustre hijo de Priego, estudiado por el cronista Manuel Peláez del Rosal (1984), cuyos descendientes directos don Jordi y doña María de los Ángeles, después de varios años en contacto con el personal del Archivo Municipal, nos han proporcionado un emotivo legado que, sin duda alguna, servirá para ampliar el estudio de una época histórica poco explorada de nuestra localidad.

Tras una primera revisión bibliográfica y según la documentación obrante en el Archivo Municipal, es suficiente para manifestar que el ilustre prieguense, Anselmo de León y Serrano-Barradas (Priego, 21 de abril de 1789), hijo de Andrés de León Arenas y Faustina Serrano-Barradas, se casó en Barcelona con Francisca de Aldaya y López (Mahón), de cuyo matrimonio nació en Sitges, Faustina de León y Aldaya.

Nuestro afamado jurista y militar, desde muy temprana edad, alcanzó a nivel personal y profesional fama, gloria y reputación. Así, desde muy joven, después de obtener unos brillantes resultados como estudiante de derecho civil en la Universidad de Granada, profesionalmente y en primer lugar, laboró como catedrático sustituto de física de la misma Universidad. Como jurista, ejerció como abogado de la real chancillería de Granada, seguidamente, de los Reales Consejos y, poco después, se incorporó al ilustre colegio de abogados de la Corte; finalmente, algunos años más tarde, desempeñó el cargo de Magistrado de la Audiencia Territorial de Barcelona.

Siguiendo con la exposición de nuestro personaje, en el ámbito político, fue alcalde mayor de Plasencia; y en el militar, numerosas fueron sus proezas durante su participación en la Guerra de la Independencia, en la que además de sufrir prisión y destierro, acumuló una importante hoja de servicios. En este sentido, aportamos que su carrera militar la concluyó con la graduación de teniente coronel de infantería, siendo condecorado entre otras, con la cruz de distinción del sitio y defensa de Gerona con el grado de “Benemérito de la patria heroico y eminente”.

Tras este análisis y avanzando en los criterios de esta investigación, el cronista Enrique Alcalá en su web, destaca su labor humanitaria como abogado de los pobres de la real cárcel de Madrid, en la que realizó una encomiable labor en defensa de los mismos, noticias de las que necesitaríamos de una mayor profundidad para caracterizar mejor el objeto de nuestro estudio. Finalmente, el reputado prieguense murió en Barcelona, el 25 de abril de 1868.

En respuesta a esta reflexión, consideramos que una ciudad sin archivo, es una ciudad sin historia. Partiendo de esta premisa, surge la necesidad vital de explorar el patrimonio documental dando a conocer nuestra historia local a todos los prieguenses. Así, en la medida que nuestras instituciones estimen la importancia de utilizar las fuentes documentales de los archivos para acercar a los ciudadanos a la historia local, el archivo cumplirá con la función para el que fue creado: servir de testimonio a la administración que los produce, a los ciudadanos en defensa de sus derechos y deberes, y como fuente documental para el estudio de la historia de la ciudad.

Finalmente, desde estas líneas, concluimos con nuestro agradecimiento a la familia Canals-Portabella por su aportación material y documental a la historia de Priego, y a los representantes políticos de nuestro Ayuntamiento por su sensibilidad y predisposición ante este género de acontecimientos.

Jesús Cuadros Callava

Archivero Municipal de Priego de Córdoba

Categorías: 
Noticias Página Principal

Atrás