Artesanía

Artesanía

   La talla en madera y la forja representan los pilares básicos de nuestra artesanía. Todavía quedan talleres artesanos, seguidores de una tradición que cuenta con siglos de antigüedad, cuyos trabajos de restauración, muebles, tallas religiosas y dorados tienen demanda en toda Andalucía. La modalidad de Talla que se realiza en los talleres prieguenses es la barroca granadina, siguiendo los cánones y los modelos de los objetos, altares, muebles y cornucopias que se conservan en las casas e iglesias de la localidad.

   Los trabajos en talla se suelen servir barnizados simplemente o dorados con oro fino o falso.

   En cuanto a los trabajos en hierro pueden verse buenas muestras en los enrejados de ventanas y balcones que adornan nuestras calles. De esta actividad subsisten algunos talleres en nuestra ciudad.

   Ambas actividades se han visto potenciadas con la formación de nuevos artesanos en la Escuela Taller, en sus módulos de talla en madera, yeso, forja y fundición. Otras muestras de artesanía que, aunque cada vez más escasas, pueden encontrarse en nuestra comarca son: tejidos artesanos en telares de palo: Denominados en la zona "gobiernos". Se hacen con tiras de tela tejidas, que dan lugar a una variada gama de formas y colores, que dan lugar a colchas, mantas, cortinas, etc.

    Las mujeres prieguenses siguen realizando bordados con hilo, labores de ganchillo y encajes de bolillos. En el campo se han mantenido, hasta nuestros días, todas aquellas actividades de creación de utillaje agrícola y doméstico que tienen su origen en el trenzado de elementos vegetales como el esparto con el que se hacen serones para los mulos, canastos de pleita y cuerda de crinejilla. Las varetas qwue se utilizan en la creación de canastas y canastos suelen ser, por lo general, las de olivo en su variedad hojiblanca, las de mimbre, pelada o no y las de los membrillos. También se trabaja la enea. Pero, sin duda, la actividad más peculiar e interesante son las labores en paja de escaña. Es éste un cereal de la familia de los Triticum, primitivo, que posee granos de pequeño tamaño pero que desarrolla largos tallos, sin nudos, dorados y muy aptos para su manipulación.

   Estos tallos, una vez segados, eran espurgados por las mujeres en las eras antes de ser trillados y, ya en sus casas, los mojaban y trabajaban en curiosas formas espirales, de hacesillos, embutidos y forrados con otros, los cuales siguiendo formas circulares van creando cestillos, canastillos y vistosas tapaderas de paja de escaña, que se decoran en sus acabados estrellados con pizcos de lana de variados colores y que servían para tapar grandes platos de crámica granadina y fuentes donde se servía la comida. Esta actividad se puede considerar todo un fósil, pues ha desaparecido de otros lugares de la geografía regional. La picapedrería en mármol y piedra caliza subsiste en un taller que realiza fuentes de taza, tranquillos, quicialeras decoradas, jardineras y bancos. Los trabajos de Guarnicionería y cuero, se pueden encontrar también, en un taller que realiza jamugas, asientos repujados, sajones, maletas, etc.

 

El Municipio